Cómo Comprar Cantidades Pequeñas Desde China

Comprar cantidades pequeñas desde China puede ser un reto en si mismo.

Es complicado cumplir con las cantidades mínimas requeridas por las proveedoras y la certificación de los productos puede ser sumamente costosa.

Aparte de eso, el mercado se encuentra saturado e incluso las grandes corporaciones luchan por sus mantener márgenes de ganancia en niveles decentes.

Quédese conmigo y le voy a mostrar en 6 pasos cómo hacer la diferencia y asegurarse de invertir correctamente al comprar en China cantidades pequeñas.

  1. Comprar directamente de fabricantes. Porqué el importador pequeño debe considerar esta posibilidad.

Para comenzar, un comprador pequeño debe descartar abarrotar una tienda o sitio e-commerce con productos directos de fabricante.

Alcanzar los niveles de ordenes mínimas es sumamente difícil y el proceso de compra de uno o dos tipos de productos es devastador en cuanto a tiempo y logística administrativa.

Sin embargo esto no significa que usted deba importar de sitios como Aliexpress en lugar de comprar directo del fabricante.

Bien cierto es que abarrotar su tienda con productos de un mismo fabricante no es conveniente pero aun es posible comprar una o dos unidades, preferiblemente aquellos que se espera vender bien.

 

  1. Utilice los servicios de sitios como ‘Aliexpress’ para productos ‘de relleno’.

Lo anterior nos lleva al siguiente punto: una tienda con una o dos unidades no da la mejor impresión al cliente y es ahí cuando las tiendas de bajo volumen como Aliexpress entran en juego.

Dado a que sus ordenes mínimas son tan bajas (es posible comprar hasta una sola unidad por producto), Aliexpress puede representar una excelente plataforma para comprar artículos ‘de relleno’.

No obstante tenga en cuenta que comprar artículos sin marca o ‘genéricos’ en volúmenes pequeños no es una buena estrategia. Pero de eso hablaremos en un momento.

 

  1. Evite productos que requieren certificaciones.

Entre estos productos podríamos incluir los electrónicos, productos químicos, cosméticos y juguetes.

A pesar de que es posible adquirirlos en cantidades pequeñas en ciertas tiendas, estos productos son usualmente para uso interno en la China y se corre el riesgo de que no estén en cumplimiento con las leyes del país en al cual se quiere ingresar la mercancía.

Tenga en cuenta que importar artículos no certificados a un país o región puede resultar en mercancía detenida por las autoridades aduaneras o en el peor de los casos en demandas legales en caso de que algún consumidor resulte perjudicado por su uso.

Algunos de estos productos requieren inspecciones de calidad y test de laboratorio que en su mayoría cuestan mucho tiempo y dinero.

Así que mi recomendación es: concéntrese en productos para vender en lugar de productos para legalizar en su país.

Al final todo producto es regulado. Sin embargo los equipos médicos y la cosmetología son mucho más controlados.

 

  1. Cómo reducir las ‘ordenes mínimas’?

Este es un gran obstáculo para los pequeños compradores.

Muchas tiendas chinas manejan ordenes mínimas de 500 a 1000 unidades por producto.

Si esta cifra aplicara a la orden completa sería ideal para el pequeño importador. Sin embargo cuando hablamos de estas mismas cifras por producto es cuando se complica la ecuación al multiplicarlo por cada producto diferente, en diferentes tamaños, colores, etc.

La pregunta es: ¿tenemos que importar 600 cepillos de dientes amarillos? La respuesta es: NO. Eso sería el suicidio financiero para nuestro negocio.

Aun hay algunas alternativas que permiten a los proveedores ofrecer ciertas cantidades de mercancía en diferentes colores, tamaños, etc., sin elevar la orden mínima.

La orden mínima no es negociable desde el punto de vista del proveedor.

El proveedor pierde dinero si produce menos, así es que está de su parte ingeniar algo para terminar con mercancía surtida o variada.

Una de las soluciones es re utilizar componentes y materiales para crear la variedad del surtido final.

Por ejemplo: el siguiente caso de estudio (real) es el de un cliente visitando a un proveedor (en este caso fabricante) de alfombras para el baño.

Su presupuesto a duras penas alcanzaba para cumplir con las ordenes mínimas por producto.

Ante semejantes condiciones, comprar 500 alfombras para baño en el mismo color no era conveniente.

A pesar de que el proveedor se negó a vender menos de 500 unidades, ofreció en cambio cortar el producto en cuatro formas diferentes y entregar las alfombras en tres colores distintos.

A pesar de que las alfombras se entregaron en el mismo material, el cliente terminó con un surtido de 12 productos diferentes sin tener que elevar su orden mínima de compra.

 

  1. Establecer Marca Para Sus Productos.

Aunque no sea buena idea importar productos altamente ‘custom made’, es importante considerar que establecer una marca es una gran estrategia en sí.

Muchos comerciantes pasan por alto este detalle y piensan que solamente tiene valor el comercializar productos de marcas ampliamente conocidas.

Esto hay que desmitificarlo.

A pesar de que puede tomar años establecer una marca, esta misma le puede añadir valor a su negocio desde el comienzo.

Una marca le da a un producto y a la gente detrás de el mismo una identidad.

En el largo plazo usted mismo podrá ponerle un precio importante a su negocio, algo que difícilmente puede hacer una compañía comercializando productos sin marca o ‘genéricos’.

La pregunta es: ¿me va a costar mucho dinero poner una etiqueta y establecer una marca?

La respuesta es: no. Basta con un logo adherido al producto mismo, a la caja o a ambos.

Es fácil hacerlo y la diferencia entre una caja sin logo y una con logo es pequeñísima.

Muchos proveedores le van a prestar este servicio de impresión de logo en sus productos por unos cuantos centavos extra.

Establecer una marca (branding) es mucho más que un logo impreso.

Usted puede recibir sus productos en colores personalizados, o pedirle a su proveedor una pequeña alteración de diseño para diferenciarlo de sus competidores.

Los limites prácticamente son pocos.

 

  1. Invierta en calidad y no intente competir en precio.

Ponga directamente en el tacho de la basura la idea de competir con corporaciones enormes en precio.

No importa que producto tenga en mente importar desde China usted nunca va a conseguir los precios que se les da a estas corporaciones.

Sacúdase de la cabeza esa idea de márgenes de ganancia apretados. Un error o un despacho retrasado le puede significar la catástrofe financiera.

Esto significa que usted debe encontrar la forma de mejorar sus márgenes de ganancia.

Sin embargo sus compradores son inteligentes, ¿verdad?, y no van a pagar precios de lujo por productos de ‘combate’.

Escoger proveedores y productos pensando única y exclusivamente en precio es uno de los errores mas comunes del pequeño importador.

No hay que ser un genio para saber que el producto mas barato no es necesariamente el mejor.

Por tanto motivar un precio alto se complica mucho más con un producto ‘de combate’

La sugerencia es que su selección de proveedor y producto la haga basada en calidad.

Esto no quiere decir que tenga que gastarse millones.

La diferencia de precio entre un producto de mala y uno de buena calidad es a menudo no muy amplia.

Por ejemplo: el chasis de un reloj puede ser fabricado en una aleación de Zinc o en Acero inoxidable.

Al comprarle a un fabricante chino, una aleación de Zinc puede salirnos hasta en $5 dólares mientras que la misma versión en Acero inoxidable puede costarnos tres veces más.

No obstante, el incremento al costo en una aleación de Zinc es bastante modesto: no es factible vender uno de estos relojes por mas de $30 dólares.

En el otro lado de la moneda tenemos que a un reloj de Acero inoxidable le podemos incrementar el precio hasta alcanzar jugosos $250 dólares!

Me explico?

Una pequeña inversión adicional puede significar un incremento exponencial que al final nos va a generar un margen de ganancias mas amplio.

Deje su comentario y cuentenos su experiencia al comprar cantidades pequeñas desde China.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *